La carta que no leiste

Todos tenemos algo que no dijimos a tiempo, siempre nos queda algo por decir, o algo por hacer, contigo me pasaron las dos cosas, me faltó decirte algunos te quiero, me faltó darte algunos besos y un pedazo de mi vida, pero no me faltó quererte, sé que nuestra historia de amor no había empezado muy bien cuando ya había terminado, no sé si fue nuestra historia de amor, o solo mi historia de amor, o tal vez mi sueño de amor, pero sé que lo que sentí fue real e inigualable, verme en tus ojos dulces como la miel, me confirmó que eras real, y le daba sentido a mi vida.

Recuerdo el momento en el que te conocí, quedé muda ante tus ojos y tu sonrisa que pueden derretir un iceberg, y que son cura para cualquier mal, poco a poco la vida nos fue juntando y siempre tu presencia era una grata sorpresa, aunque odio el olor del cigarro, amaba el olor de tu perfume mezclado con el del cigarro, recuerdo los escasos momentos compartidos, como si hubiesemos vivido varias vidas juntas, cuando estaba a tu lado siempre venía a mi cabeza la frase de Federico Moccia “Estábamos juntos, el resto del mundo se me olvidó”.

Tus llamadas eran música para mi alma, cuando me veías y gritabas mi nombre con alegría le dabas sentido a mi vida, cuando te sentaste a contarme los secretos de tu vida y tus ojos miel brillaban al  confesarme como te habías superado a ti mismo, y como te sentías orgulloso del lugar que tenías en esta vida, yo me sentí más orgullosa aún, hablar contigo era una mezcla de emociones, eres esa persona que no me cansó de recordar, que cuando recuerdo sonrío.

Recuerdo cuando te quería en silencio y me enteré de que ya no te ibas a casar con la tonta que te perdió,  fui muy feliz, recuerdo cuando me dijiste que te ibas del país y sufrí mucho pensando que nunca más te vería, pero después volviste y volví a ser feliz, así eras tú, sin darte cuenta me rompías un poquito el corazón y luego también sin saberlo me lo volvías a coser.

Aún recuerdo la última vez que nos vimos, aun me arrepiento de no haber aceptado irme contigo, tal vez hubiese tenido la oportunidad de decir tantas cosas que tenía guardada, o al menos, hubiese sumado más momentos contigo, con estar a tu lado me era suficiente, mi corazón no pedía tanto, siempre aparecías cuando sentía que ya no creía en el amor y me devolvías la esperanza, me dabas razones para creer.

Pero esta vez, te fuiste sin avisar, te fuiste bastante lejos, a un país que particularmente no me interesa conocer, hace poco lo supe por ti, aunque no me lo hayas dicho directamente, y hasta ahora es que logro salir de mi asombro, aún me quedan las fotos que tomaron mis ojos de tu mirada, de tu sonrisa PERFECTA, de tu hermosa manera de ser, tu dulce voz es una melodía para mi corazón, tu manera de hablar tan particular, también me quedo con los besos que no te di, con las cosas hermosas que no pude decirte, me quedo con el libro de recuerdos de nosotros a medio escribir, me quedo sin tinta para seguir con  los sueños que estaba escribiendo para los dos, podría dejar que la tristeza me derrumbe  porque ya contigo no habrá un “nosotros”, pero siempre fuiste luz en mi corazón y en mi vida, por eso me quedo con la alegría de haberte conocido, de coincidir con un ser tan maravilloso como tú, y me conformo con de vez en cuando saber de ti, y que de vez en cuando sepas de mí.

Me pregunto ¿qué pensarás de mí cuando de una u otra forma sabes de mí? ¿sonreirás, te acordarás de algo en especifico de mí? otra pregunta que quedará sin respuesta, como cuando me pregunté, por qué no pudimos tener un “felices por siempre”. Ojalá existan otras vidas y que en la próxima coincidamos, que nuestro final sea distinto, o mejor aún, que con respecto a “nosotros” no haya un final.

Gracias, por dejar tanto de ti en mí, si me preguntarás si te ame, te diría que no creo que haya llegado a ese punto (o al menos no lo recuerdo) pero si te quise, te quise bonito, y aún te quiero, aún sonrío al saber de ti o recordarte, pero ya no espero un nosotros.  Con esta carta que no leerás te digo adios, adios rayito de luz ♥.

1312553482602_f

“Este adiós que te guardo está madurando con los días
Exprimo nuestra vivencia y no la dejo quedarse en el pasado

 No puedo avanzar contigo por que te deseo a cada instante
y desear lo que no se puede teneres como escribir sin que nadie te lea
Eso seguro que lo entiendes
Te quiero pero no deseo luchar contra el destino
Disfrutaré de vez en cuando de tu recuerdo
que seguirá alterándome” (Mario Benedetti)

Escrito el 31/05/2017.

Nota: Gracias por leerme, si se me escapó algún error, pido disculpas, es que si releo, termino sin publicar nada, porque no me sentiré conforme con lo escrito. Necesito un editor :-p .

Venezuela

243a9a1202ab5cf7a4c77754512c9a71

Hoy, después de cierto tiempo vuelvo por aquí, la verdad este último mes no ha sido nada fácil para mi país, cada día crecen las cifras de personas muertas, heridas y detenidas por luchas contra la dictadura, y eso quita las ganas de escribir, todos en el país tenemos insomnio con el mismo nombre: Venezuela.

Desde hace más o menos dos semanas las pesadillas nos acompañan a diario, es algo normal comentar con nuestro circulo que la noche anterior no pudimos dormir y coincidir en las pesadillas acecharon, pero también ha habido mucha oración, eso me hace feliz, ver que nos vamos aferrando más y más a Dios, para que nos ayude en esta batalla, pero, por supuesto, no le dejamos el trabajo solo a Él, cada uno desde su trinchera hace el esfuerzo por ayudar en esta lucha.

Reviso mis redes sociales, y todos mis amigos estamos unidos en una misma voz, Venezuela otras veces ha dado esta lucha, al final los resultados solo han fortalecido al monstruo que gobierna al país, pero en este caso, coincidimos en que la situación es completamente distinta, en realidad, las razones para luchar cada vez son mayores, gente comiendo de la basura, niños muriendo por desnutrición o falta de medicinas, abuelitos que mueren de hambre o también por la falta de medicinas, gente huyendo del país. Si en algo coincido con Trump, es con lo que dijo sobre Venezuela “Venezuela es un desastre”.

Hay que tener estomago para ver todo lo que pasa, muchas veces he sentido de llamar PERRA a unas cuantas mujeres que tengo en mis redes sociales, que son afectas al gobierno porque obviamente tienen cargos públicos y venden su alma al mejor postor, y apoyan que maten a todos los venezolanos, pero que ellas tengan para viajar al “imperio” (así dicen ellos de USA) una vez al año y aprovechar ofertas y gastar en dolares.

He visto tanto egoísmo estos últimos años, que a veces digo que haber vivido en esta época del país, es un castigo, los jóvenes honestamente no tenemos ningún tipo de oportunidades, vi un vídeo ayer de unos venezolanos profesionales, trabajando de vendedores ambulantes en Perú, no vi el vídeo completo, porque se me partió el alma al ver esa situación.

10995071_645405302230662_1100875342_nLos Venezolanos ahorita, estamos pariendo a la nueva Venezuela, estamos en el proceso doloroso del parto, pero ya vendrán los días del encuentro, de poder abrazarte, de darte amor y verte crecer.

Aunque ahorita el país no está nada bien, tengo la fe (que a veces merma un poco) de que pronto gritaremos libertad, de que todo tomará su cauce de que la lucha no será en vano y que volveremos a ser un gran país, pero mejor del que habíamos tenido hasta ahora, y nunca más quiero vivir en un país con esa estafa que venden del “socialismo”.

¡Es mi cumple!

images (3)

Hoy amanecí más agradecida con Dios, pues me permitió darle otra vuelta al sol, hoy cumplo un año más de vida, si me preguntan cuántos años cumplo, pues diré ¡¡uno!!, los demás ya los cumplí, jajaja, ahora si me preguntan cuántas vueltas al sol he dado, pues ¡no lo diré!  en mi mundo real, nadie sabe si tengo más de 26, y en realidad tengo la fortuna de aún me calculen 23 años, (esta es una bendición por parte de mi madre).

Hoy doy gracias a Dios por tanto, porque creo que cada día ha valido, hoy valoro más que nunca el regalo más grande que es el de la vida, hoy agradezco la bendición de respirar, de vivir, de poder estar en paz, de llevar luz dentro de mí y de poder decir con satisfacción que en el mundo lo único que voy sembrando es amor.

Con la situación actual, entendí que la vida es otra cosa, que tener salud, amor, a tus seres queridos ya es una riqueza inmensa, es de esas maravillas de la vida que no se pueden comprar, y lo que nos hace verdaderamente ricos.

Piso este nuevo escalón de la vida, con varios ciclos cerrados, y eso es suficiente razón para estar agradecida y en paz. Además estoy empezando nuevos ciclos y eso es suficiente para ir llena de esperanzas.

En fin, Inicio esta nueva vuelta al sol con la esperanza de que Dios me acompañe en cada paso que dé y que cuide de nosotros cada segundo que pase.bday3

 

Día Mundial de la Poesía. ¿Qué es la poesía?

book-163774_960_720

 

Hace un rato caí en cuenta de que hoy es 21 de Marzo, Día Mundial de la Poesía, y no pude hacer otra cosa que escaparme un momento de mis actividades laborales para publicar algo al respecto, y ¿cómo no? si la poesía es la manera más preciosa de ponerle palabras a los sentimientos.

Si me preguntaran: ¿Qué representa para ti la poesía?, podría extenderme en su respuesta, tal vez divagaría un poco, y habla

ría un poco de locuras, pero en esencia respondería lo siguiente:

La Poesía, es el amor en palabras, pero también es una mirada que en silencio expresa amor.

La poesía es eso que puede nacer de un suspiro que se quedó atorado o de una bella sonrisa que te regaló un desconocido.

También es poesía la dulzura de la mirada mi madre cuando me ve con orgullo, o la alegría de un niño cuando sin saber hablar se siente comprendido.

Poesía es el silencio que está lleno de palabras cuando dos enamorados se miran, y sin hablarse, se dicen todo.

Poesía es la sonrisa de mi padre.

Poesía son las olas del mar cuando en silencio lo confundes con los latidos de tu corazón. Poesía es el cielo y las figuras que forman las nubes.

Poesía es la alegría que siente quien está haciendo su sueño realidad,

poesía es un abrazo después de extrañarse.

poesía es el beso que damos con el alma,

Poesía es la emoción que sientes al emprender algo nuevo.

Poesía es el niño hablando feliz del futuro, poesía es el adulto recordando con alegría su pasado.

Hay tantas formas de poesía en la vida, me gusta creer que uno de los compuestos de nuestro cuerpo es la poesía y por eso podemos disfrutarla tanto, porque refleja un pedazo de nosotros.

Estoy segura de que la poesía es aquello que nos conecta con otros, aunque no los conozcamos ,aunque no estemos juntos, muchos podemos no tener nada en común, pero nos une el haber suspirado por un poema de Benedetti por ejemplo, ahí, la poesía nos une y nos hace hermanos, muchos hemos llorado al ver un poema triste, ahí aunque seamos todos distintos, la poesía nos unió, por eso la poesía es unión, es amor, es la forma que tenemos los tímidos de plasmar nuestros sentimientos, y ponerle letras a lo que a veces ni siquiera nosotros entendemos.

galaxia_de_la_acuarela_del_arte_del_espacio_pegatina_en_forma_de_corazon-r4c77775a4a884421ab798c293ab328c7_v9w0n_8byvr_324.jpg

En fin,  si me dijeran que defina poesía en una palabra, no diría lo que muchos responderían: Poesía es amor, no. Para mí, poesía es: ¡VIDA!, la vida está llena de poesía, y la poesía está llena de vida.

¡Feliz Día Mundial de la Poesía!

¿Quién soy? = ¿Quién eres?

descarga (1)

Hace poco más de un año empecé a estudiar una especialización relacionada con el área de la psicología, eran mis segundos estudios de postgrado, pero el primero en esa área, que por cierto amo con pasión y locura.
Esa experiencia ha sido sin duda la mejor que he vivido hasta ahora en el ámbito de mi formación profesional , sin embargo, hoy hablo sobre ella para contar la siguiente anécdota.

Era la primera clase, llegué unos minutos tarde y ya los compañeros se estaban presentando, el profesor nos dijo que nos presentaríamos al azar, cada compañero que se presentaba, escogería quién era el próximo en presentarse, cuándo vi cuáles eran las preguntas a responder quedé en shock, había que decir su nombre, apellido, profesión y definir ¿quién soy?… esas palabras me pusieron a hiperventilar… ¿quien soy?, me pregunté. Pasaron tres o cuatro personas y alguien tuvo la “sensacional” idea de seleccionarme, la verdad, estaba tan nerviosa que no recuerdo ni qué dije, (soy bastante tímida a la hora de hablar de mí, aunque soy excelente hablando en público… sí, yo soy así, bastante extraña, ¿notaron que en estos paréntesis ya dije dos veces “yo soy”?).
Luego durante el desarrollo de las clases, el profesor nos asignó varias tareas para poder responder esa pregunta tan simple, pero tan profunda, y tuve que enfrentarme a la titánica tarea de buscarme debajo de las cien mil etiquetas que el mundo nos asigna y que nosotros haciéndole caso al mundo, nos asignamos entonces emprendí ese viaje a un lugar que muchas veces abandonamos, emprendí un viaje a mi interior o a lo que aquí en Venezuela muy divertidamente llamamos a “mí misma”, sí, viajé al lugar que no siempre visito, pero que siempre me acompaña, y conseguí cosas geniales.

La tarea comprendía conseguir más de 100 “yo soy” positivos, y honestamente me encontré con aspectos sobre mí que había olvidado… Cosas que chocaban con las etiquetas que nos imponen nuestros familiares, amigos, compañeros de estudios, de trabajo, y sobre todo nosotros mismos, viéndonos con los ojos del exterior… conseguí virtudes que probablemente olvide que tenia porque estaba enfocada en las que me faltaban.

El resultado de buscar dentro de mí mi verdad y mis virtudes, fue gratificante. Porque dejó sin efecto Muchas etiquetas, y aumentó mi amor propio.
Esta experiencia me recordó que no soy lo que dicen los demás, sino lo que yo sé que soy, por eso es bueno callar la voz del mundo y escuchar los susurros del alma.
Si te preguntarán ¿quién eres? ¿Qué responderías?

¡¡Hola!! He vuelto.

¡Hola! He vuelto después de no  publicar por  vaarioos días.

La verdad me ha hecho falta pasar  por mi mundito de letras que tengo por aquí, pero tuve metas que cumplir en mi trabajo como Community Manager (las cuales afortunadamente cumplí y sobrepasé), además de asuntos pendientes en mi trabajo tradicional y entre otras cosas, un nuevo proyecto que tengo en mente, participar en un concurso de escritura… parece bastante sencillo así que lo intentaré, no lo hago con la intención de ganar, sino con la intención de empezar a dejar que otras personas me lean con mi nombre y apellido, ya para mí eso es ganar, pero el jurado está conformado por gente que es experta en la materia, así que, tengo que esforzarme, tengo miles de ideas, a cada rato empiezo un párrafo,  llegó al segundo y digo: nooo, no me gusta, y descarto la historia… y así voy, lo bueno es que aún tengo tiempo para entregarlo, sé que la idea llegará, lo que pasa es que hay cumplir vaaarioos requisitos, que me van cortando la inspiración, pero bueno, son retos, y eso es bueno para salir de la zona de confort.

¿Lo más sensacional? Que mi familia me apoye en ese sueño, a diario cambio de opinión tres o cuatro veces sobre si participar o no, pero mi familia me estimula, igual que algunos compañeros de trabajo con quienes compartí mi proyecto, y eso me compromete a participar, definitivamente siempre hace falta que la gente te diga que cree en ti y te impulse a luchar, pero sé que tengo que dejarme fluir, no estar pendiente sólo de si le va a gustar a los demás, sino escribir algo que me guste a mí, que se quede en el papel un pedazo de mis sentimientos… creo que ahí está la mayor parte de mi reto.

En fin, ya voy a publicar por aquí algo de lo que he logrado escribir a ratos…

Si llegaste a leerme hasta el final, gracias por darle importancia a mis palabras. ¡Feliz tarde por aquí, feliz noche a quienes están por alláaa!

Humanizar las Redes Sociales.

descarga

Humanizar las redes sociales, para mí es una necesidad, tengo varias semanas pensando sobre el tema, no en escribirlo sino analizando lo buenas y malas que pueden ser las redes sociales, pero en este caso me centraré en algo que sin duda es evidente, muchas personas utilizan las redes sociales como si del otro lado de la pantalla solo los leen robots, o cualquier clase de seres sin sentimientos.

Entre otras cosas trabajo FreeLance en un equipo de Community Managers de un medio de comunicación, a mí me corresponde manejar el Instagram, los 7 días de la semana, tienen mucho más de cien mil (100.000) seguidores en Instagram, y obviamente viviendo en un país como Venezuela, la mayor parte de las noticias que publica el medio no son lo más alentadoras, pero “eso es lo que hay”, sin embargo, veo cómo por una diferencia de pensamiento, sobre cualquier tema se pueden ofender, e insultar de maneras increíbles, también observo cómo juzgan sin tener los menores detalles sobre el tema, por mi profesión tengo muchos amigos jueces, y sé que ellos para decidir sobre cualquier controversia pasan horas y horas estudiando una vez que tienen todas las pruebas, y cuando dictan un veredicto a veces sienten que “no fue del todo justo pero es lo que establece la ley”, y en las redes sociales vemos con qué facilidad hacen un juicio, con unas pocas líneas que puedan leer e inmediatamente dictan una sentencia, normalmente juzgando de malos y culpables a todos.

Insisto, a veces olvidamos que detrás del otro lado de la computadora/smartphone/Tablet, hay personas que tienen sentimientos igual que nosotros, he visto a “influencers” haciendo bullying, atacando sin más a otras personas, por pensar distinto o por simplemente hacer un comentario sobre ellos que los enoja, y hacer una guerra sin cuartel, contra otras personas, exhibirlas públicamente y someterlas a un juicio en el que sus seguidores son el mejor jurado, lo he visto, y cuando sucede cualquiera de las situaciones antes descritas y muchas otras tantas que no me voy a detener a describir, me pregunto ¿si eso pasara en la vida real, reaccionaría de la misma manera? ¿Serían tan valientes de ir por el mundo insultando a todos por pensar distinto, por ser diferentes  o por apoyar causas que ellos no apoyan? Puedo afirmar con seguridad un rotundo ¡NO!.

Las redes sociales son un lugar donde muchos pueden ser lo que en la vida real no son, he visto a las personas más dulces en las redes sociales siendo las más amargadas en la vida real, he visto a los más buscapleitos en las redes sociales, siendo los más sumisos en la vida real, o los típicos conquistadores que están enamorando a todas por Internet y en persona son los más tímidos, en fin tienen  su alter ego en las redes sociales.

Ahora bien, el problema sobre el que sigo haciendo hincapié es cuando olvidamos que las redes sociales están pobladas por humanos, siempre debemos recordar que del otro lado hay un mundo de personas al igual que nosotros, que las palabras que decimos pueden generar molestias, que hay personas sensibles del otro lado, que hay niños o adolescentes, que tal vez hay personas con trastornos, con vulnerabilidades, que lo que posiblemente a algunos les causa gracia a alguien le está causando dolor o tristeza, y si vivimos en un mundo donde se promueve hasta el respeto a los insectos, ¿cómo no vamos a respetar a los otros seres humanos?

La palabra clave para humanizar las redes sociales es “respeto”, respeto por lo que dicen y piensan los otros, respeto por la integridad de la otra persona, no someterla la escarnio público, el no hacerle a los demás lo que no nos gustaría que nos hicieran, y respeto por los sentimientos de la persona que está del otro lado, porque como dije anteriormente no sabemos qué batalla puede estar librando cada persona, y nuestro comentario tanto en el mundo virtual, como en el mundo real, puede representar para quienes los leen algo muy alentador o bastante desolador.

En resumen, mi propuesta es que seamos más humanos, que pensemos ¿si esto lo escribiera alguien a quien quiero mucho sería igual de grosero? Seguramente la respuesta será ¡no!, entonces tratémonos así, con respeto, con cariño y entonces haremos de las redes sociales, de este pequeño gran mundo virtual un lugar mejor, recuerda que cuando ofendes a una persona por sus pensamientos, o personalidad, estás ofendiendo a todos los de su tipo y seguro en tu circulo de familiares o amigos  hay alguien muy parecido a esa persona a quien juzgas, criticas o molestas. Si las redes sociales nos pueden unir, ¿por qué utilizarlas para separarnos más?

¡Apliquemos aquello de ponernos en el lugar del otro por un momento! Y asumir que en nosotros está el cambio que queremos ver en el mundo.

Como siempre gracias por tu tiempo.